Abanca ha cerrado su emisión inaugural de cédulas hipotecarias por importe de 750 millones de euros con un cupón del 0,75% y una rentabilidad 10 puntos básicos por debajo de la referencia del Tesoro español, según informó la entidad.

La operación, que se ha sobresuscrito en tres horas, ha captado 750 millones de euros, situándose 250 millones por encima de una emisión ‘benchmark’, con un plazo de 10 años, el doble del habitual para este tipo de instrumentos.

Según Abanca, se trata de una «excelente» colocación que demuestra «la confianza» del mercado en la entidad entre todo tipo de inversores europeos, además de que dispone de los requisitos necesarios para disponer de la distinción ECBC ‘Covered Bond’, que acredita su transparencia a la hora de informar de la cartera que respalda este tipo de emisiones.

Esta emisión ha contado con los ratings de Moody’s y S&P Global ‘Aa2’ y ‘AA’ con perspectiva ‘positiva’, respectivamente, que supone la máxima calificación de esta última agencia para cédulas hipotecarias españolas teniendo en cuenta el rating soberano actual (‘A-‘ con perspectiva positiva).



Source link