Banco Santander ha informado a los sindicatos su intención de recortar más de 3.700 empleos y suprimir unas 1.150 oficinas en el marco del ERE que la entidad acometerá por las duplicidades en la red de oficinas tras la compra de Banco Popular y para abordar los retos de la transformación digital. El recorte, el cuarto de los últimos años, es superior al previsto hasta el momento que rondaba los 3.000 empleados afectados.

A cierre del mes de marzo, Santander contaba con 32.366 empleados y 4.366 oficinas en España, por lo que el recorte planteado supone el 11,4% de la plantilla y el 26,3% de la red comercial. Y es que, la entidad presidida por Ana Botín tuvo que integrar hace dos años a una buena parte de los 11.300 empleados y 1.700 oficinas de Banco Popular. 

Este martes se ha celebrado la segunda reunión del ERE, en la que se ha planteado la composición de la comisión representativa por parte de la representación de los trabajadores y en la que el banco ha manifestado su intención de suprimir 1.150 oficinas y prescindir de algo más de 3.700 puestos de trabajo.

Este jueves 16 de mayo se celebrará la próxima reunión, en la que la dirección del Santander presentará la memoria explicativa que justifica esta reordenación.

El paso de Santander se produce unos días después de que CaixaBank anunciase un acuerdo con los sindicatos sobre su ERE para 2.023 empleados.



Source link