El sector sanitario en España apenas sí ha comenzado a tantear las posibilidades abiertas por una tecnología móvil 5G que acelerará la transformación digital en la que aseguradoras de salud y grupos hospitalarios están ya inmersos y que promete revolucionar la telemedicina o aplicar inteligencia artificial a todos los procesos de diagnóstico, tratamiento e investigación de nuevas terapias.

Lo que nadie duda en el sector de telecomunicaciones es que las nuevas redes de quinta generación van a suponer un cambio de paradigma para la sanidad, entre otras industrias.

No solo promete aumentar de forma exponencial el consumo y la transmisión de datos a través de su mayor ancho de banda (descarga de un gigabit por segundo), sino que lo hará con una mínima latencia. Es decir, el tiempo de respuesta en ejecutarse una aplicación será casi simultáneo, lo que hará realidad desarrollos en múltiples áreas como la telemedicina y la telecirugía, la realidad virtual o aumentada, o permitirá compartir imágenes de alta definición y grandes cantidades de información casi en tiempo real.

Primera telecirugía con 5G

Las pruebas ya están en marcha en España. Uno de sus primeros hitos fue la telecirugía retransmitida en directo con tecnología móvil 5G en España el pasado mes de febrero. Fue durante el último Congreso Mundial del Móvil de Barcelona, donde un equipo de cirujanos fue teleasistido por otro especialista ubicado en el propio Congreso en una conexión en tiempo real y sin retrasos gracias a la red de 5G desplegada por Vodafone. Se probó con éxito en el quirófano Optimus, uno de los más desarrollados del mundo, del Hospital Clínic de la Ciudad Condal. La tecnología de este proyecto piloto llamado Telestration ha sido creada por Advances in Surgery Channel, la plataforma online líder mundial en educación médica y pionera en teleformación de cirujanos. La teleoperadora fue la encargada de convertir el quirófano en un espacio sin cables para instalar una solución en la nube donde almacenar de forma segura el vídeo generado de la intervención de colon.

Después de esta demostración, los grandes grupos sanitarios y hospitalarios privados en España también están tomando posiciones. Quirónsalud trabaja en alianza con dos compañías de telecomunicaciones, Telefónica y Vodafone, para definir escenarios de prueba de la tecnología 5G en el ámbito de la telemedicina. Se trata de construir desarrollos de red de infraestructuras que permitan interactuar con la red de hospitales del grupo.

De momento, son solo proyectos. Vodafone y Telefónica encabezan dos uniones temporales de empresas para explorar las posibilidades abiertas en telemedicina. En Andalucía, el proyecto liderado por Vodafone España y Huawei España tiene una duración de 30 meses y cuenta con un presupuesto total de 25 millones de euros, de los que más de seis millones están cofinanciados por Red.es a través del FEDER. En Galicia, el piloto está dirigido por Telefónica Móviles España, Telnet, Cinfo, el Centro Internacional de Oftalmología Avanzada, Idronia, Nokia Spain y Ericsson España. Contempla un presupuesto de más de 11 millones de euros, de los que cuatro millones están cofinanciados también por Red.es.

En total, se trata de 36 millones de euros para experimentar las posibilidades abiertas por la nueva tecnología en distintos ámbitos que incluyen también la salud. Hay que tener en cuenta que las principales soluciones de esta transformación digital, el Internet de las cosas y la inteligencia de datos, la robótica, la realidad virtual o la ultra alta definición se soportarán sobre redes y servicios 5G.

El proyecto andaluz desarrollará 32 casos de uso en diferentes ámbitos: agricultura, sanidad, ciudades y territorios inteligentes, seguridad y defensa, sociedad, economía y cultura digitales, transformación digital y turismo. Diez casos de uso experimentan la Realidad Virtual (RV) y Realidad Aumentada (AR), cinco casos ensayarán aplicaciones con drones y tres casos de uso estudiarán el reconocimiento facial, entre otros. Para experimentar las distintas aplicaciones está previsto desplegar una red 5G en varios puntos de las provincias de Málaga, Cádiz, Sevilla, Huelva y Jaén.

En el caso gallego, el proyecto piloto tiene una duración de 24 meses e incluye ochos casos de uso que, además de la experimentación con la red 5G, plantean desarrollo de aplicaciones y algoritmos de inteligencia artificial. La participación del Centro Oftalmológico Avanzado está centrada en el uso de robótica para el diagnóstico oftalmológico remoto.

Mercado de telemedicina

La telecirugía es una de las áreas llamadas a experimentar grandes avances en los próximos años. Un estudio de Market Research Future apunta crecimientos del mercado de telemedicina en tasas anuales por encima del 15 por ciento entre 2017 y 2023, sobre todo por la fuerte demanda en áreas rurales o remotas como consecuencia del 5G. Con ello estará más cerca algo que parecía ciencia ficción hace solo unos años, como era someterse a una cirugía por control remoto donde el cirujano es un robot dirigido a distancia.

El desarrollo de sensores inteligentes y del llamado internet de las cosas será también meteórico por la simple capacidad del 5G de conectar miles de dispositivos. Si la actual tecnología de 4G soporta 4.000 dispositivos por kilómetro cuadrado, el 5G dará cobertura a más de un millón de dispositivos y ofrecerá la posibilidad de aplicar inteligencia artificial para monitorizar y analizar las constantes vitales de un paciente a través del flujo de información constante enviado por los sensores inteligentes o los wereables que utilice.

Otra de las puertas abiertas para los grandes grupos de salud será el desarrollo de redes específicas para sus clientes para prestar servicios de teleasistencia, aprovechando la rapidez de descarga y cobertura que ofrecen las redes 5G en la transmisión, por ejemplo, de imágenes médicas. Esto permitirá compartir pruebas diagnósticas en consultas a distancia, efectuar seguimientos de la rehabilitación de un paciente infartado por realidad virtual o interactuar con los bebés prematuros que están en la incubadora, tal y como ya están haciendo algunos países como Finlandia.

Precisamente el director de Tecnología de Fujitsu España, Carlos Cordero, apunta a elEconomista el ejemplo finlandés, donde se ha desplegado con éxito una red de telecomunicaciones, cuya arquitectura es capaz de soportar las redes 5G, que conecta a hospitales públicos y privados para desarrollar la monitorización de pacientes de alto riesgo a domicilio. La plataforma lanzada hace dos años y medio monitoriza los sensores homologados que miden el ritmo cardiaco, el movimiento incluso de personas encamadas, entre otros indicadores, para proporcionar teleasistencia cuando la situación lo requiere.

¿Se sometería a una cirugía del doctor Robot?

Los pacientes parecen además estar preparados. El 56 por ciento de los europeos se sometería a una cirugía con el «Dr. Robot» y el 54 por ciento se visitaría con su médico de cabecera a través de webcam. Estos son dos de los resultados más significativos que recoge el estudio STADA Health Report 2019, una investigación realizada con 18.000 encuestas que se ha llevado a cabo en nueve países europeos.

El informe también muestra que cuatro de cada cinco europeos se someterían a una prueba genética y el 38 por ciento estaría dispuesto a implantarse un biosensor.

«Los hospitales más innovadores serán aquellos que utilicen la tecnología 5G para transmitir datos en tiempo real y poder realizar operaciones en remoto», aseguran los autores del informe El paciente digital, donde se detallan las 15 tendencias emergentes de la revolución digital en el sector de la salud. Los expertos recuerdan que los asistentes robóticos y los simuladores de realidad aumentada están permitiendo a los cirujanos simular las intervenciones con el fin de mejorar los procedimientos quirúrgicos.

Descárguese la última revista de Sanidad



Source link