El PP lo ha apostado todo a una prenda de vestir: el chaleco acolchado. Aprovechando el tirón de esta prensa y lejos de renegar de una vestimenta que se ha ganado el sobrenombre de "fachaleco" por asociarse su uso a votantes de derecha, los de Pablo Casado la han convertido en ‘arma’ electoral.



Source link