La industria automovilística va de golpe en golpe, y el gigante alemán Daimler sufre hoy uno de ellos en bolsa después de que haya anunciado una revisión a la baja de sus expectativas de beneficios para este año, en lo que se convierte en un cuarto ‘profit warning‘ en un año.

La compañía pierde en torno a un 2% en Frankfurt, y se sitúa en los 45,7 euros, arrastrando consigo a todo el sector y frenando al Dax, que no logra sacar provecho de las subidas que registra el resto de bolsas europeas.

En concreto la compañía avisa al mercado de que registrará unas pérdidas de alrededor 1.600 millones de euros en el segundo trimestre de este año frente a los más de 2.300 millones de beneficios que calculaban los expertos. 

El gigante automovilístico sitúa como responsables de esta revisión a un incremento de las provisiones en 1.000 millones de euros para abordar la retirada de los airbags Takata defectuosos. También culpa al aumento del coste de las sanciones y otros procedimientos legales como consecuencia de las emisiones de los vehículos diésel.



Source link