Quedan apenas dos días y, como sabemos que eres de los que lo deja todo para el final, he aquí unas cuantas ideas para solventar la situación y quedar más que bien en este día tan señalado. Ojo, no son regalos aptos para cualquiera. Están pensados para madres con afición por las ruedas y con especial devoción por BMW.

Bicicleta plegable

Perfecta para moverse en la ciudad y para guardarse en lugares inverosímiles gracias a su compacidad cuando queda plegada. También es apta para llevarla de viaje, ya que apenas ocupa espacio en el maletero. Dicen los responsables de la firma alemana que, cuando el BMW está aparcado, con esta bici continúa el placer de conducir. Está hecha de aluminio, pesa 11 kilogramos, tiene cambio de 8 velocidades y luces LED.

Precio: 765 euros

Zapatillas deportivas

Fruto de un acuerdo de colaboración entre BMW y Puma han nacido estas zapatillas de deporte de color blanco, cuyas dos grandes particularidad son el logo de BMW situado en un lateral y la bandera tricolor de la división ///M de Motorsport, que le dan un aspecto diferenciador un tanto racing. Mezcla de cuero, tela, EVA y goma, cumplen su papel como deportivas o como calzado casual. Sólo aptas para amantes de BMW.

Precio: 95 euros

Gafas de sol

Estas lentes de tipo aviador protegen del sol y aportan un toque elegante al outfit veraniego. La montura es de acero inoxidable y los extremos de las patillas, de acetato de celulosa; los cristales de protección solar son de policarbonato. La inscripción de BMW y el logo de la hélice (los dos en las dos patillas) ponen la nota distintiva.

Precio: 125 euros

Riñonera

Las riñoneras han vuelto para quedarse. Y esta en tono multicolor conmemora el 60 aniversario del Mini, un modelo icónico que, más allá de ser un simple coche, e ha convertido en un elemento de diseño atemporal. La parte exterior, que queda definida por una serie de franjas verticales, está hecha de algodón encerado. El forro es 100% poliéster.

Precio: 30 euros

Bolsa de viaje

Con el mismo diseño de la riñonera, esta bolsa «multifuncional» puede convertirse en una de las mejores piezas del equipaje, ya que su tamaño compacto y su capacidad para amoldarse en cualquier maletero, facilitan la vida en los desplazamientos vacacionales. Está hecha de algodón encerado y poliéster.

Precio: 75 euros

Maleta de cabina

Probablemente, uno de los elementos más utilizados por cualquiera que se suba con frecuencia a los aviones. La maleta de cabina cabe en cualquier compartimento de almacenaje y permite portar el equipaje necesario para estancias cortas. Sus cuatro ruedas permiten moverla cómodamente sin necesidad de llevarla en vilo ni arrastrando. Está fabricada en policarbonato y poliéster, y es de color verde.

Precio: 200 euros



Source link