Tres años después de la salida a bolsa de Global Dominion lo celebra siendo el estreno más rentable desde 2016, con ganancias para el accionista del 74%. Entre las ocho OPV restantes no hay nada comparable. Solo Gestamp logra, al menos, que sus inversores no pierdan dinero al cotizar un 1,5% por encima de los 5,6 euros por acción a los que debutó en abril de 2017; y se trata de toda una gesta considerando las pérdidas de los demás, sobre todo, de las tres promotoras inmobiliarias que superan pérdidas del 36% en el caso de Metrovacesa -la última gran OPV del mercado- y del 38% en Neinor Homes, después de que la compañía reconociera un segundo profit warning hace menos de un mes.

Global Dominion era filial tecnológica de Cie Automotive hasta que el año pasado la firma que preside Antón Pradera la dejó volar libre y repartió el 50% del capital vía dividendo extraordinario a sus accionistas. Desde su OPV, la subida en bolsa de Dominion ha ido de la mano de su antigua matriz, que se revaloriza dos puntos porcentuales más -el 76%-, en medio de dudas que afectan al crecimiento del sector de la automoción. Lo de Dominion, mucho más desconocido, es otro negocio. Un 60% de las ventas provienen de lo que denomina Servicios, entre la domótica de los hogares y ser un proveedor de tecnología electromecánica o de calor; y el 40% restante se centra en fabricar líneas de transimisión para las torres de electricidad; la construcción de centrales térmicas o la producción de placas solares. El consenso espera que su beneficio continúe creciendo a doble dígito los próximos años. Estima que hasta 2020 sus ganancias se elevarán un 72%, hasta los 47 millones de euros de beneficio. Dominion cuenta con la octava mejor recomendación de compra de toda la bolsa española, pero por delante aparecen otras dos OPV recientes como Aedas, que es la primera, y Telepizza, en plena opa lanzada por el fondo KKR. No es la única porque, de lograrlo, otro fondo, Piolin, impedirá también que Parques Reunidos -la única venta de las nueve- cumpla cuatro años en su reestreno en bolsa.

Gestamp es la otra gran OPV que se libra de la quema por la mínima. No ha ayudado el entorno, en medio de una guerra comercial y de posibles aranceles al automóvil en EEUU que impactan en uno de sus principales clientes, Volkswagen.

El ‘ladrillo’, en mínimos

Las tres promotoras inmobiliarias que decidieron saltar al mercado a partir de octubre de 2017 con Aedas Homes -en plena crisis por el referéndum ilegal del 1 de octubre en Cataluña- son las que generan una mayor minusvalía para aquellos inversores que acudieron a la OPV. Metrovacesa fue la última en hacerlo, y de esto hace ya año y tres meses, y es la segunda más castigada. Pierde un 36,8% desde entonces. Neinor Homes, tras el segundo profit warning en un año reconocido hace menos de un mes, retrocede un 38,2%.



Source link