El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha asegurado que cree que China se ha sentido «derrotada» en las últimas conversaciones comerciales y tras el aumento de los aranceles del 10 por ciento al 25 por ciento a 200.000 millones de dólares (177.846 millones de euros) en importaciones de productos chinos.

«Creo que China se ha sentido tan derrotada tras las últimas conversaciones que podrían esperar a las próximas elecciones de 2020 para ver si tienen suerte y obtienen una victoria demócrata, en cuyo caso seguirían estafando a Estados Unidos 500.000 millones de dólares al año», ha señalado a través de un mensaje publicado en la red social Twitter.

«El único problema es que saben que voy a ganar (las mejores cifras de economía y empleo en la historia de Estados Unidos, y mucho más), y el acuerdo será mucho más difícil de alcanzar si tiene que ser negociado en mi segundo mandato. Sería prudente que actuaran ahora, ¡pero les encanta coleccionar grandes aranceles!», ha añadido. «¿Una forma fácil de evitar los aranceles? Produciendo sus bienes y productos en Estados Unidos. ¡Es muy simple!», ha aseverado.

El mandatario estadounidense aseguró este viernes que las últimas conversaciones comerciales con China han sido «constructivas» y destacó su «muy firme» relación con su homólogo chino, Xi Jinping. «Estados Unidos ha impuesto aranceles a China que podrían ser retirados o no, dependiendo de lo que pase en las futuras negociaciones», manifestó Trump.

Tensa calma en China

Por su parte, el viceprimer ministro de China, Liu He, ha afirmado que no cree que el posible acuerdo comercial se haya «desintegrado» y ha recalcado que los pequeños contratiempos son inevitables. Liu ha subrayado que China y Estados Unidos tienen mucho entendimiento mutuo, pero aún tienen diferencias sobre los «asuntos principales».

Además ha añadido que China no puede hacer concesiones sobre esas «cuestiones de principio» y ha recalcado que es cautelosamente optimista sobre futuras conversaciones.

Este viernes entró en vigor el aumento de los aranceles del 10% al 25% a 200.000 millones de dólares (177.846 millones de euros) en importaciones de productos chinos. Los aranceles elevados este viernes se suman a los que ya estaban aprobados sobre importaciones por valor de 50.000 millones de dólares (44.461 millones de euros).

El presidente estadounidense elevó esta semana la presión sobre China tras asegurar que pretendía eliminar por completo el déficit comercial con el país asiático, que en 2018 se situó en 419.000 millones de dólares (374.140 millones de euros).

Trump aseguró que Washington y Pekín estaban cerca de alcanzar un acuerdo, pero que China decidió dar marcha atrás en algunos compromisos que había aceptado, lo que motivó al presidente estadounidense su medida de elevar los aranceles de inmediato y de realizar nuevas amenazas para ampliarlos a la totalidad de productos chinos.

Qué hay detrás del viraje de Estados Unidos en la guerra comercial



Source link