El Partido Nacionalista Vasco (PNV) ha logrado la victoria en Euskadi y en las tres capitales vascas, sumando un total de seis escaños en el Congreso, uno más que en las anteriores elecciones, y nueve, en el Senado.

De esta manera, la formación que lidera Andoni Ortuzar ha conseguido su objetivo: hacerse un grupo más fuerte en Madrid para seguir siendo influyentes. Seis actas que podrán ser decisivas para facilitar la investidura de Pedro Sánchez y podrían traducirse en nuevas transferencias para Euskadi.

Tal y como pidió el dirigente jeltzale el pasado viernes en el cierre de campaña en Bilbao, !tenemos que buscar el voto que prime lo nuestro, la defensa de Euskadi, la defensa de los intereses de los vascos!. Y los ciudadanos acudieron a ejercer su derecho elevando la participación hasta el 74,48 por ciento, nueve puntos por encima de 2016, y logrando 393.000 votos.

Ortuzar también señaló en su valoración tras ganar las elecciones, que !el resultado en Euskadi con respecto al resto de España ha vuelto a ser distinto, porque el voto a la derecha y a la ultraderecha no ha triunfado, porque eso aquí los vascos no lo queremos!.

Además, el PNV ha logrado arrebatar el puesto a Unidas Podemos (Elkarrekin Podemos en Euskadi), que fue la formación más votada en los comicios de 2016.

Por su parte, el Partido Socialista de Euskadi (PSE), con el 20 por ciento de los votos, se ha colocado como la segunda fuerza más votada y ha obtenido cuatro escaños, uno más que en los comicios anteriores, gracias al denominado efecto Moncloa, que le habría ayudado a escalar puestos en la Comunidad Autónoma Vasca (CAV). No obstante, la lectura de los socialistas vascos es de decepción, ya que confiaban en subir a seis representantes, dos por provincia.

Elkarrekin Podemos ha sido el tercer partido más votado, logrando cuatro escaños, dos menos que en la cita anterior, con 221.167 votos.

EH Bildu, el gran triunfador

Sin embargo, el verdadero triunfador de las elecciones vascas ha sido EH Bildu, que ha logrado sumar cuatro diputados, dos más que en la anterior convocatoria. Así, la formación dirigida por Arnaldo Otegi gana posiciones en Madrid, con 209.845 votos.

Mientras los partidos de derecha han retrocedido en el País Vasco. El Partido Popular vasco ha perdido su representación institucional en el Congreso, y Ciudadanos y Vox no han conseguido representación en la comunidad autónoma.



Source link