Alfonso de Salas ha fallecido esta madrugada en Madrid. Fundador, presidente y editor de elEconomista, De Salas también consiguió consolidar y crear dos de los mayores holdings editoriales que han existido en España: Grupo 16 y Unidad Editorial (ElMundo). Pero «la niña de sus ojos» fue siempre elEconomista, el primer diario socioeconómico y elEconomista.es, líder en prensa online.
En febrero de 2006 crea, con dos de los consejeros fundadores de El Mundo, Juan Gónzalez y Gregorio Peña, el periódico elEconomista, el primer diario español que ha integrado prácticamente desde sus comienzos las redacciones de papel e internet. Bajo la presidencia de De Salas, elEconomista logra en tiempo récord convertirse en lo que es en la actualidad: el diario económico líder por audiencia en internet, con 10 millones de usuarios, e influencia. Además, elEconomista.es ocupa el podio entre los grandes portales económicos del mundo occidental, solo por detrás de The Wall Street Journal.
A lo largo de su trayectoria profesional, el fundador de elEconomista, licenciado en Derecho y máster en economía por la Universidad de la Sorbona, ha puesto en marcha en el mercado español más de una veintena de productos en soporte de papel, radio e internet; algunos de ellos se mantienen a día de hoy entre los primeros puestos de la prensa nacional. En 2014 inició la gran apuesta por América (con la apertura de una sede principal en México y otras en Colombia, Chile, Perú y Argentina).
Los que le conocían bien aseguran que Alfonso era, sobre todo, una persona generosa y un gran formador de equipos. Creía en el periodismo independiente, pero para eso, en sus propias palabras, tenía que existir «una estructura empresarial firme con músculo financiero». 

Sus comienzos profesionales se remontan a 1975, en Alcatel (Standard Electric), como responsable económico, donde consigue sacar adelante el Proyecto Sonelec en Argelia, que consistía en construir fábricas de material telefónico. Esta iniciativa supuso una importante inyección de dinero para la empresa.
Cuatro años después, y de la mano de Juan Belloso, recala en Endesa, como director de Planificación. Pone orden en la casa y se convierte en la mano derecha de Belloso. En julio de 1982, De Salas aterriza por primera vez en el mundo de la comunicación.
Su hermano mayor, Juan Tomás de Salas, había fundado en 1971 el semanario Cambio 16, y años más tarde Historia 16 y Diario 16. Es nombrado director general del periódico, en un momento económicamente difícil. No lo hace solo, junto a él llega un equipo de directivos encabezados por Juan González y más tarde Balbino Fraga. Aplican a Diario 16 una nueva filosofía empresarial: investigación de mercado, técnicas de control de costes, nuevos nichos…
Dicho y hecho. En sólo tres años el periódico pasa de números rojos a negros. Esta filosofía empresarial impuesta por De Salas y su equipo convierten al Grupo 16 y todas sus cabeceras (Cambio 16, Diario 16, Historia 16 …) en un éxito editorial. El Grupo va viento en popa. Pero, en abril de 1989 los días felices terminan. De Salas y su equipo lo abandonan, tras la salida del director Pedro J. Ramírez por presiones políticas del Gobierno socialista.
Si algo tienen claro, es que había que fundar un nuevo periódico independiente en lo político y económico. Y además en tiempo récord. Se ponen manos a la obra y ElMundo del Siglo XXI (un nombre elegido por De Salas) sale a los quioscos en octubre. Desarrollan el know how aprendido en Grupo 16, pero actualizado, y sitúan a Unidad Editorial como el segundo grupo audiovisual.
De Salas también presidió las bodegas de Ribera del Duero que llevan el nombre de su marquesado, Montecastro y Llanahermosa.


Source link