La economía de la Eurozona continúa desacelerándose. Así lo muestra el índice PMI compuesto publicado este lunes y que se ha situado en 51,5 puntos. Aunque el dato es mejor de lo esperado por el consenso de analistas y por su referencia preliminar, es ligeramente inferior a los 51,6 puntos del dato de marzo.

Así, se acerca un poco más a los 50 puntos. Un nivel que, si se pierde, indica contracción, tanto para la economía como para un sector en concreto. Por encima de este nivel indica expansión.

De forma más concreta, el índice PMI servicios se situó en 52,8 puntos, mejor de lo esperado pero también peor que el dato del mes pasado. 

Estos datos, según el economista jefe de IHS Markit, Chris Williamson, muestran por tanto que «la economía [de la Eurozona] creció a una tasa trimestral de aproximadamente el 0,2%, pero el sector manufacturero se mantuvo atascado en su desaceleración más pronunciada desde 2013 y el crecimiento del sector de servicios disminuyó».

Este experto asegura además que «la débil demanda sigue siendo la clave de la falta de presiones inflacionarias» en la zona euro.



Source link