Philip Morris International (PMI) obtuvo un beneficio neto atribuido de 1.354 millones de dólares (unos 1.203 millones de euros) en el primer trimestre de 2019, lo que representa una caída del 13% respecto a las ganancias del mismo periodo de un año antes, informó la compañía.

La principal tabaquera del mundo, dueña de marcas como Marlboro o Chesterfield, alcanzó una cifra de negocio entre los meses de enero a marzo de 17.705 millones de dólares (unos 15.733 millones de euros), un 3,9% menos que en el primer trimestre de 2018, mientras que los ingresos netos se situaron en 6.751 millones de dólares (unos 6.000 millones de euros), un 2,1% inferior.

La compañía señaló que sus resultados en este primer trimestre del año se vieron impactados por los litigios a los que debe hacer frente la filial canadiense del grupo en el país.

El volumen de envío de cigarrillos del grupo PMI creció un 1,1%, mientras que el aumento total de las ventas en el mercado de la compañía fue del 1,7%. La cuota de mercado internacional total subió un punto, hasta el 28,4%.

El consejero delegado de PMI, André Calantzopoulos, destacó que los resultados del primer trimestre suponen «un comienzo prometedor para el año», respaldados además por el crecimiento del dispósitivo IQOS, que superó los 10 millones de usuarios en el mundo.



Source link