Nueva York
16/11/2020 – 0:52

PNC Financial Services Group está en conversaciones avanzadas para comprar el negocio en Estados Unidos de BBVA según adelantaron el Wall Street Journal y el Financial Times. De llegar a completarse, esta podría convertirse en una de las operaciones bancarias más importantes desde la crisis financiera de 2008.
El WSJ situó la operación en algo más de 10.000 millones de dólares mientras el FT la valoró en 11.000 millones de dólares que se desembolsarían en efectivo. Un acuerdo podría oficializarse tan pronto como este mismo lunes. Si esto fuera así se crearía el quinto banco minorista por activos de EEUU, con alrededor de 550.000 millones de dólares, en un momento en que la industria regional a este lado del Atlántico todavía se encuentra bastante fragmentada y está tardando en consolidarse. De hecho, en estos momentos hay al menos 30 entidades regionales con un rango de activos de entre 50.000 millones y 250.000 millones de dólares.
PNC vendió hace aproximadamente 6 meses su participación en BlackRock, la mayor gestora de activos del mundo, por la que obtuvo entre 15.000 millones y 17.000 millones de dólares. Por aquel entonces, la entidad quería reforzar así su balance en medio de la crisis económica generada por la pandemia del coronavirus. BBVA, que en 2007 compró Compass Bancshares, con sede en Alabama, por 10.000 millones de dólares. Actualmente tiene más de 600 sucursales y alrededor de 100.000 millones de dólares en activos en el mercado estadounidense.
La compra de las operaciones de BBVA en EEUU ofrecerá a PNC, con sede en Pittsburgh, una presencia en varios mercados de crecimiento clave fuera de su presencia mayoritariamente en el medio oeste del país. Además ayudará a expandir sus negocios de banca comercial y de consumo. El banco español cuenta con una posición bastante consolidada en Texas, Arizona, California y en Florida. En caso de consumarse la operación, se observa la posibilidad del cierre de sucursales en el sureste del país donde las redes de ambos se superponen con la meta de reducir costes.
PNC cuenta con una capitalización bursátil de alrededor de 50.000 millones de dólares. Su consejero delegado, William Demchak ya avisó en septiembre que «el primer, segundo y tercer objetivo» de la entidad era expandir su presencia nacional en EEUU.
El acuerdo se postula como la primera gran fusión bancaria desde que BB&T compró SunTrust por 28.000 millones de dólares en febrero de 2019, formando lo que ahora es Truist, el octavo prestamista más grande de EEUU. PNC, que tiene cuenta con alrededor de 450.000 millones de dólares en activos, superaría a Truist una vez que se complete el acuerdo con BBVA USA, que cuenta con más de 100.000 millones de dólares en activos.
El pasado mes de octubre, First Citizens BancShares acordó comprar CIT Group por 2.200 millones de dólares, creando así un banco regional con más de 100.000 millones de dólares en activos. Una operación de menor calibre si se compara con la de PNC y BBVA o la de BB&T y SunTrust.
De esta forma, como señala el FT, el BBVA se une a otros bancos europeos, como el HSBC o Deutsche Bank, que han optado por reducir su presencia a este lado del Atlántico después de tener dificultades para competir con rivales más grandes y mejor capitalizados.
Source link