[email protected]

La renuncia del exsecretario de Hacienda, Carlos Urzúa, llega en un momento en el que una de las principales fuentes de recursos del erario público, Petróleos Mexicanos (Pemex), redujo 25% el pago de impuestos, derechos y aprovechamientos en los primeros cinco meses del año.

De acuerdo con el balance primario y balance financiero de Pemex y Empresas Productivas Subsidiarias correspondiente al periodo enero-mayo, la petrolera dejó de enterar al fisco 24 mil 969 millones de pesos en ese periodo.

En enero había reportado pagos por impuestos, derechos y aprovechamientos que sumaron 100 mil 77 millones de pesos. Para el quinto mes del año, la cifra se redujo a 75 mil 108 millones.

En total, la empresa petrolera entregó a las arcas gubernamentales 403 mil 113 millones de pesos por estos conceptos.

 

Parte del problema radica en una reducción en sus ingresos corrientes que incluyen venta de bienes y servicios tanto en el mercado interno como de exportación.

Entre enero y mayo de este año captó ingresos por 781 mil 92 millones de pesos, 22 mil 413 millones menos que en el mismo periodo de 2018.

Otro factor que influyó en estos resultados fue la constante baja en la producción de petróleo crudo, lo cual representó una reducción en los impuestos que paga por derechos de extracción.

En los primeros cinco meses del año, la plataforma de extracción de crudo fue de un millón 670 mil barriles diarios en promedio.

El año pasado, Pemex registraba niveles de extracción provenientes de campos terrestres y marinos del orden de un millón 869 mil barriles por día.

Otra parte corresponde a los gastos que tiene que hacer para comprar las importaciones de gasolinas, diesel, turbosina, gas LP, gas natural y combustóleo, entre los más importantes, lo cual impacta el balance financiero de la empresa productiva del Estado.

Entre enero y mayo, este gasto, clasificado como “mercancía para reventa”, resulta tan abultado que llegó a representar entre 3.8 y 2.4 veces el gasto de operación de toda la compañía.

Es decir, se desembolsaron recursos hasta tres veces mayores a lo que cuesta tener en operación todas las unidades de negocio de Pemex, incluyendo Exploración y Producción, Refinación, Logística y Fertilizantes.

La petrolera incluso había registrado una ligera mejora en sus ingresos totales, derivados de la venta de bienes y servicios en el mercado nacional y de exportación, promediando 156 mil 218.6 millones de pesos mensuales, apenas 4 mil 483 millones por debajo del nivel que alcanzaron en 2018.

Esta reducción en los ingresos de Pemex se explica por el menor precio de la mezcla mexicana de petróleo crudo.

Entre enero y mayo de este año promedió 58.63 dólares por barril. En el mismo periodo de 2018 pasado fue de 58.66 dólares.



Source link