Cupertino.— Apple celebró ayer su mayor evento del año, la presentación de sus nuevos teléfonos iPhone, en los que en esta ocasión apostó por seguir la línea clásica, con pocos cambios y la mayoría de novedades centradas en la cámara y el tratamiento de las imágenes.

La multinacional que dirige Tim Cook presentó en su sede de Cupertino, California, el iPhone 11 Pro, sucesor del XS y llamado a ser el nuevo teléfono estandarte de la compañía; el iPhone 11 Pro Max, con la pantalla más grande, y el iPhone 11, la versión más sencilla y barata.

La principal novedad de los modelos 11 Pro y 11 Pro Max es que cuentan por primera vez en un iPhone con tres lentes en la cámara trasera ―una más que la versión sencilla―, así como el modo noche a la hora de tomar fotografías.

Las lentes se encuentran en un marco cuadrado, lo que ha hecho cambiar ligeramente el diseño tradicional de estos teléfonos, y consisten en un teleobjetivo de 12 megapixeles, un gran angular de 12 megapixeles y un ultra gran angular también de 12 megapixeles.

El iPhone 11 Pro tiene una pantalla de 5.8 pulgadas, mientras que el Pro Max, una de 6.5 pulgadas, y ambos presentan una pantalla súper retina OLED, además de una duración de batería que supera en cuatro y cinco horas, respectivamente, las de sus predecesores.

El procesador de los nuevos dispositivos es el A13 Bionic, “el más rápido del mercado”, según la compañía, capaz de llevar a cabo un trillón de operaciones por segundo.

La firma sigue la estela de sus competidores Samsung y Google, y puso especial énfasis en sus nuevos modelos en el tratamiento de las imágenes mediante inteligencia artificial, integrada en el teléfono para mejorar automáticamente la calidad de imágenes borrosas o tomadas en condiciones de poca luz mediante el modo noche.

Los teléfonos podrán pedirse en línea desde este viernes y llegarán a las tiendas el 20 de septiembre.

El iPhone 11 Pro estará disponible a un precio de 24 mil 999 pesos; el iPhone 11 Pro Max, en 27 mil 499 pesos, y el iPhone 11 tendrá un precio a partir de 17 mil 499 pesos.

Pese a las novedades, las grandes actualizaciones del iPhone se esperan para el año que viene cuando, según la prensa especializada, Apple planea revolucionar sus teléfonos tanto con modelos plegables al estilo del Galaxy Fold de Samsung, como con versiones compatibles con la nueva red 5G.

Al margen de los teléfonos, la empresa también reveló un nuevo modelo de reloj, el Apple Watch Series 5, cuya pantalla permanece siempre activa, así como la séptima generación de su tableta iPad.

La pantalla de las versiones anteriores de Apple Watch se oscurecía si no se encontraba en la posición correcta o no se activaba con el dedo, algo que no ocurre con la del nuevo modelo, que en esas circunstancias únicamente reduce el brillo, pero permanece siempre activa.

Por su parte, el nuevo modelo de iPad tiene una pantalla de retina de 10.2 pulgadas, un chip A10 Fusion que aumenta sustancialmente la velocidad y es compatible con el Apple Pencil y el Smart Keyboard.

Uno de los aspectos más significativos de la jornada fue la apertura, en la que los protagonistas no fueron los dispositivos sino los servicios, en una clara muestra de la fuerte apuesta por este segmento para compensar el estancamiento en las ventas del iPhone a escala global.

Así, la compañía puso fecha de salida al mercado tanto de su nuevo servicio de suscripción de videojuegos, Arcade, como del de televisión, Apple TV+, que estarán disponibles el 19 de septiembre y el 1 de noviembre, respectivamente.

 

 


Source link