A una semana de que entre operaciones la plataforma de Cobro Digital (Codi) del Banco de México que permitirá realizar transacciones de bajo monto desde el teléfono móvil y otros dispositivos con códigos QR, los bancos y las autoridades definen la estrategia de comunicación para llegar al mayor número de usuarios posible.
El uso de CoDi ya es una realidad entre los bancos quienes lo han comenzado a colocar como opción de pago en sus aplicaciones móviles. A la par, en varias ciudades del país se han realizado pruebas en pequeños negocios desde tortillerías hasta tienditas.
Un ejemplo es Tulancingo, donde Banco Santander ha enrolado a varios comercios para que acepten este tipo de pagos y poco a poco los clientes se familiaricen con esta opción de pago desde sus teléfonos móviles.
A partir del 30 de septiembre, el uso de CoDi será obligatorio para 33 bancos en México, los cuales deberán colocarlo como opción de pago en sus aplicaciones móviles.
En tanto, el Banco de México y las instituciones financieras alistan la entrada en operación de la “Zona CoDi”, ubicada en calles del primer cuadro del Centro Histórico de la Ciudad de México.
vcr


Source link